La inflamación en las articulaciones se ha convertido en uno de los trastornos crónicos más comunes en la población.

Si bien afecta en su mayoría a los adultos mayores de 60 años, cada vez se registran más casos de personas jóvenes con algún tipo de dolencia en las mismas.

En algunos casos se dan en forma leve y suele desaparecer con un poco de descanso; sin embargo, puede convertirse en una enfermedad difícil de controlar y con síntomas que limitan el movimiento habitual.

La buena noticia es que existen formas 100% naturales de prevenirlas y tratarlas, sobre todo cuando su nivel de gravedad no ha avanzado de forma significativa.

Entre estas nos encontramos con un batido casero de leche de almendras y papaya cuyos nutrientes contribuyen a fortalecerlas. El batido de leche de almendras y papaya es una bebida natural con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que contribuyen a mejorar la salud articular.

La leche de almendras contiene importantes cantidades de Omega 3, un ácido graso esencial al que se le atribuyen principios antiinflamatorios y calmantes. Su consumo controla los niveles de inflamación en los tejidos, fortalece los cartílagos y calmar el dolor. También aporta una cantidad importante de calcio que, a diferencia del de origen animal, se absorbe con más facilidad.

Es una fuente significativa de hierro, fibra y aminoácidos esenciales que, además de fortalecer la articulación, protegen la salud muscular. Dado que es 100% libre de lactosa, es apta para quienes se inflaman por el consumo de leche de vaca. Además, contribuye a eliminar las toxinas retenidas en el colon y la sangre, un factor que también se vincula con el incremento en la inflamación.

Para preparar este batido casero te proponemos preparar la leche de almendras en casa con el fin de garantizar que es 100% orgánica. Aunque en el mercado se puede conseguir lista para el consumo, la mayoría suelen contener sustancias químicas añadidas.

Ingredientes

  • 1 vaso de leche de almendras
  • 1 banana
  • 2 rodajas de papaya

Preparación

  1. Parte la papaya en cuadros pequeños y viértela en el vaso de la licuadora.
  2. Pela la banana y pártela en cuadros para introducirla también en la licuadora.
  3. A continuación, incorpora la leche de almendras y enciende la licuadora a máxima velocidad.
  4. Déjalo durante un par de minutos o hasta notar que la bebida queda homogénea y sin grumos.
  5. Si notas que el batido está muy espeso para tu gusto, añade un poco más de leche de almendras.

¿Cómo consumirlo?

  • Lo ideal es ingerir este smoothie en ayunas o como parte del desayuno.
  • Se puede tomar máximo dos veces al día para evitar el exceso de calorías.
  • También lo puedes ingerir a media mañana, justo cuando el hambre vuelve a atacar.
  • Como complemento a su ingesta regular es primordial mejorar la alimentación general, incorporando más cantidad de antioxidantes, calcio, fibra y magnesio.
  • Asimismo, consume fuentes naturales de omega 3, tales como el pescado azul, las semillas y las leches vegetales.
Categorias e Ingredientes
¿Quieres comentar este jugo?
Muy interesante
Cargando...